El azafrán, la cúrcuma y la ashwagandha para el estrés y la ansiedad

El azafrán, la cúrcuma y la ashwagandha para el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos síntomas muy comunes en la actualidad, son el producto de un ritmo de vida bastante acelerado que se mezcla con los problemas personales, los cuales pueden abarcar varios ámbitos, así que pueden ser de carácter familiar, laboral, académico, entre otros.

De cualquier forma, estos poco a poco deterioran la calidad de vida, pues tienen un gran impacto en la salud, por ejemplo: pueden provocar irritabilidad, desajustes de acción y pensamiento, falta de concentración y memoria, frustración, excesiva tristeza y otros sentimientos negativos. También alteraciones en el aprendizaje y oxidación cerebral.

Ahora bien, desde la antigüedad estos problemas de estrés y nerviosismo han sido tratados con la fitoterapia, las plantas son extraordinarias para diversos problemas de salud y en este caso no son la excepción. Entre las más utilizadas para tratar el estrés y la ansiedad, destacan la valeriana, manzanilla, pasiflora, espino blanco y melisa.

Estas plantas son extraordinarias, ayudan a aliviar el nerviosismo, los problemas de insomnio, todos los efectos negativos del estrés y ayudan a evitar los incómodos síntomas físicos y emocionales que este genera. Pero también hay un grupo de plantas que tienen poderes similares, sin embargo, son desconocidas estas son:

El azafrán

Para aprovechar sus poderes se emplean los estigmas y las terminaciones de los estilos desecados, allí se encuentran los carotenoides y la picrocrocina, estos le dan al azafrán la capacidad de ser neuroprotector, reducir el estrés y mejorar la memoria y el aprendizaje, incluso tiene gran efectividad en el tratamiento de la depresión leve a moderada. Además, tiene propiedades antioxidantes.

La cúrcuma

Sus propiedades se hallan en los rizomas, pues allí se encuentra la concentración de curcumina, su componente activo. Esta es conocida por su beneficio antioxidante y para el tratamiento de los problemas digestivos, pero recientemente diversos estudios han revelado su poder como neuroprotector, antidepresivo, antiestresante y ansiolítico.

No obstante, tiene una muy rápida eliminación, así que los laboratorios preparan productos usando la cúrcuma como base y la mezclan con otros elementos o sustancias que hagan posible una lenta absorción, entre estas se encuentra la pimienta negra.

Ashwagandha

De esta planta se emplea su raíz, allí están los fitosteroles que sirven como adaptógeno y antiinflamatorio, también para solventar la falta de energía. Es ideal para combatir el nerviosismo, la ansiedad, incluso la hipertensión ligera y la diabetes tipo II. Contribuye al rendimiento cognitivo y psicomotor, pero no se recomienda junto a ansiolíticos como la benzodiacepina.

About the author

euna administrator

Deja un comentario